Chalet o piso… ¿qué necesita tu familia?

¿Estás a punto de adquirir la casa de tus sueños? Entonces sabrás lo que se siente cuando hablamos de los nervios por alcanzar lo que realmente quieres, la inquietud por cruzar las puertas de una nueva era, las ganas por convertirla en tu verdadero hogar.

Pero, a su vez… ¿cuántas veces te han asaltado las dudas acerca de si es mejor comprar un piso o un chalet? Veamos todas las ventajas y desventajas con las que cuentan cada uno. Son factores lógicos, en los que probablemente nunca te hayas detenido.

 

3 ventajas de comprar un piso

 

Su economía

Normalmente los pisos conllevan un gran ahorro en los gastos de la casa, especialmente en lo que a luz y calefacción se refiere.

Esto se debe a que los espacios están más juntos y los techos son más bajos, por lo que resulta más sencillo caldear las habitaciones que en un chalet.

 

Su mantenimiento

Pintar, limpiar y decorar un hogar es mucho más sencillo en un piso que en una casa.
Además, el cuidado de un chalet siempre lleva consigo tareas mucho más profundas. Por ejemplo, el cuidado del sistema eléctrico o la instalación de las tuberías, que suponen un gasto económico y un tiempo mucho más elevado.

En el caso de los pisos, debemos pensar que el mantenimiento de la fachada o de las zonas comunes siempre son repartidos entre la comunidad de vecinos, mientras que en un chalet estos gastos son únicamente del propietario.

 

La seguridad

De cara a los ladrones y maleantes los pisos son mucho más seguros y menos accesibles que los chalets.

Estos últimos, además, pueden mostrar el estatus económico en el que se encuentran los inquilinos, lo que provoca que tu casa sea mucho más llamativa. Además, dependiendo de la situación del inmueble, si no se encuentra en núcleo urbano, quizá estés más alejado de cara a los vecinos.

 

3 ventajas de comprar un chalet

 

La intimidad

A veces, para uno mismo, no es tan horrible vivir lejos de una comunidad de vecinos donde, si tienes suerte, nadie se entromete en tu día a día. ¡Todo lo contrario!

La verdadera intimidad no tiene precio, y esto es uno de los factores que más valoran aquellos que deciden saltar a la piscina y desconectar del ruido comprándose un chalet.

 

El espacio interior

Si algo está claro es que, si tienes un chalet, casi seguro que no necesitas un trastero. Los huecos son mucho más grandes, y siempre hay espacio para ese capricho que, en un piso, no sabrías dónde meter.

 

El espacio exterior

Lo más probable es que en un piso el espacio exterior sea el parque que hay debajo de tu casa. En un chalet, sin embargo, puedes disfrutar de un jardín donde relajarse o una piscina donde darte un chapuzón sin que nadie te vea.

Pero esto no acaba aquí. Si, además, tienes mascota, le estarás proporcionando una libertad especial por la que te recompensará.

 

A pesar de nuestra profesión, nosotros aún no sabríamos por cuál decantarnos, pero tú qué prefieres, ¿piso o chalet?

Si aún tienes dudas, échale un vistazo a nuestra página y probablemente encontrarás tu amor a primera vista.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *